Sueiro: Una aldea asturiana

Sueiro es una paqueña aldea situada en el Concejo de El Franco, en el occidente de Asturias.

Fue la primera capital del concejo y es la villa natal de Juan Francisco Siñeriz Trelles, que publicó en el siglo XIX un proyecto de constitución europea.

El alto valor paisajístico del valle del río Porcía, incluye amplias vegas aluviales, abundando los sauces, fresnos, alisos, castaños, robles y otras especies autóctonas, además de molinos harineros.

En el siglo XVIII era conocido como río de las herrerías, por el gran número de ellas que se establecían a lo largo de su curso y de su afluente principal, el río Mazo.

El valle del Porcía ha sido una tradicional vía de comunicación, auténtica arteria vital de la comarca. Fue una zona de paso intenso durante milenios, como atestiguan los restos arqueológicos e históricos como el puente romano de Sueiro.

Hoy en día truchas y nutrias son buena muestra de la pureza de las aguas, además de ofrecer buenas zonas salmoneras.

La iglesia de San Juan de Prendonés, que podemos ver antes de llegar a Sueiro, es de estilo barroco-románico. Se cree que pudo existir antes del siglo X. 

Fue reconstruida en el año 1890. Junto a ella, observamos una fuente con la réplica del «Arca de las Tres Llaves»

 

Que ver en el Franco

Boimouro:

Paraje rodeado de una exuberante vegetación, donde hace muchos años hubo una herrería. Ésta era accionada por el agua del río Mazo, que bordea todo el paraje. Aún se conservan accesorios típicos de la actividad, al igual que antiguas construcciones.

Cabo Blanco:

Situado en la parroquia de Valdepares. Llamado así por el color blanquecino de las rocas calizas que forman el cabo. La existencia de este yacimiento arqueológico, actualmente en excavación, convierte a este cabo en zona de especial protección. Desde este punto se pueden observar magníficas vistas de la costa occidental asturiana y parte de la Mariña Lucense.

Cascadas de Penadecabras:

La combinación de la roca y la fuerza del agua del río Mazo a su paso por el pueblo de Penadecabras, da lugar a la aparición de grandes saltos de agua rodeados de rica flora y fauna autóctona.
Difícil acceso.

Cuevas de Andia:

Declaradas Monumento Natural en el año 2002, As Covas da Andía se encuentran situadas a 8 km. de A Caridá, en el pueblo da Andía, parroquia de Arancedo.

El monumento natural se sitúa en un valle resguardado, de roca caliza, donde hubo una explotación aurífera de época romana, factores que explican su paisaje de formas llamativas.

Molinos y Rio Porcia:

El río Porcía nace en la sierra de A Bobia. Hoy en día forma parte de los recursos naturales protegidos a nivel europeo, reconociendo el valor de especies como la nutria o el salmón.

Su curso se adapta a diferentes estructuras geológicas, formando en ocasiones cascadas. A medida que se acerca al mar, forma característicos meandros a su desembocadura. A lo largo del transcurso del río, se localizan multitud de molinos, accionados por la acción del agua.

Puerto de Viavélez:

Pueblo con gran encanto y sabor marinero. Entre sus casas se abren multitud de callejuelas por las que pasear y contemplar las grandes vistas al puerto.

Cuna de los orígenes de la famosa escritora Corín Tellado, hija predilecta del concejo. En el pueblo podrá contemplar su casa natal, en la calle a la que la escritora da nombre.